TRUCOS Y AHORRO PARA CASA

Cómo poner azulejos, ¡en unos pocos pasos! 2022

Tabla de contenidos

Has decidido que ha llegado la hora de cambiar los azulejos de tu casa, ¿y por qué vas a contratar a alguien que lo haga si puedes hacerlo tú mismo?

No te preocupes, pues a lo largo de esta guía te vamos a explicar a cómo poner azulejos en los diferentes espacios de tu hogar, al mismo tiempo que te daremos consejos e instrucciones paso a paso para que el resultado final sea espectacular.

¿Qué materiales y herramientas necesitas para poner los azulejos?

Lo primero de todo es conseguir los materiales y herramientas necesarios. Esto es todo lo que necesitas:

como colocar azulejos

  • Palustre
  • Llana dentada
  • Cubeta
  • Reglas metálicas
  • Perfiles esquineros de metal o plástico
  • Una máquina de corte (preferiblemente un inglete)
  • Una maza de goma
  • Cincel
  • Martillo

Y, por supuesto, el adhesivo para pegar los azulejos. Lo mejor es el Cemento de cola blanco, muy fácil de encontrar y que sirve tanto para azulejos, baldosas y losetas.

Las 3 formas de colocar un azulejo

Antes de nada, ¿conoces las formas de colocar los azulejos? Existen tres métodos:

Ángulo recto

Esta es la más habitual. Se parte de una base a nivel, y un lateral a plomo. Es muy sencillo de hacer, por lo que es perfecto para principiantes. Las crucetas marcas la posición de las siguientes piezas, siguiendo siempre un ángulo recto.

Cartabón

Otra opción perfecta para principiantes. En este sistema se parte de un nivel de base y lateral, solo que la primera pieza es media pieza partida en diagonal. Son las propias piezas, gracias a las crucetas, las que marcan la posición de la siguiente.

Mixta

En este sistema se combinan los métodos anteriores, partiendo de piezas rectas o a cartabón, según gustos. Para lograr un mejor resultado, se utilizan como punto de transición los lístelos y cenefas.

¿Qué estilos de colocación de azulejos existen?

Antes hemos hablado de las formas de colocar los azulejos. Ahora hablemos de los diferentes estilos a los que puedes recurrir, escogiendo el más adecuado según el tamaño y distribución de tu baño o cocina:

estilos colocacion azulejos

Junta corrida horizontal o vertical

Este estilo no merece ninguna explicación especial. Simplemente sigue las líneas de las juntas, tanto en vertical como horizontal.

A mata juntas o contra junta

Esta es la opción más utilizada, sobre todo en los porcelánicos. Se coloca la pieza en la parte superior, y la otra a un tercio, o mitad, de esa pieza. De esa forma, colocamos las piezas en forma de escalón.

Espiga o espiga ancha

Este sistema se utiliza en las terrazas con rasilla. La pieza se coloca una pieza de unos 28 cm, y la de al lado se ponen dos giradas de 14 cm. De esta forma se consigue un dibujo de espina.

A mitades

Tal y como indica su nombre, se coloca la pieza y la siguiente se coloca a mitad de esta. De esta forma, se consigue un efecto de escalón.

Cómo poner azulejos en el baño, ¡en 10 pasos!

¿Tienes todas las herramientas y has decidido que método de colocación vas a seguir? Genial, en ese caso vamos a ponernos manos a la obra, empezando a colocar los azulejos en el baño.

¡Estos son los pasos a seguir!

poner azulejos baños

Toma las medidas del baño

Antes de nada, asegúrate de tomar bien las medidas de tu baño antes de empezar a poner ningún azulejo.

¿El motivo? Saber cuántas piezas de azulejo vas a necesitar comprar y, sobre todo, cuántas van a caber en horizontal y en vertical. Para ello, mide el alto por el ancho de todas las paredes y súmalo, para luego restarle el alto por el ancho de lo que mida la puerta y la ventana (en el caso de tener esta última). Por último, divide el resultado por la medida de una de las baldosas, y así obtendrás el resultado final.

Para no quedarte corto, asegúrate de sumarle al resultado un 10% más, pues habrá baldosas que tendrás que cortar y siempre es bueno tener algunas de repuesto por las que se puedan romper.

Deshazte de los azulejos antiguos

Está claro que el siguiente paso a seguir es el de deshacerte de los azulejos antiguos (si los hubiera). Para ello, utiliza un cincel y un martillo, golpeando en los extremos hasta extraerlos.

Prepara la superficie

¿Creías que ya comenzaríamos con el alicatado? ¡No tan deprisa! Antes que nada, tienes que preparar la superficie, para asegurarte que podrás trabajar con calma.

Para ello, lija la pared para que quede lisa, y luego límpiala para asegurarte que no quedan restos de polvo o suciedad. Por otra parte, asegúrate de que no haya ni una grieta o zona con moho, pues eso te dificultaría la colocación.

Por último, antes de empezar a trabajar, humedece las paredes con un poco de agua. Especialmente en verano, para que el cemento no se seque demasiado rápido.

Escoge el método de colocación

Cuidado, esto no tiene nada que ver con “el sistema para colocar baldosas”. A lo que nos referimos en este punto es que tendrás que decidir si colocarás las baldosas en vertical u horizontal.

Por ejemplo, para crear una sensación de amplitud la mejor opción es que estás se pongan en horizontal o diagonal. O, si quieres crear otro efecto, tendrás que tener en cuenta el tamaño del azulejo.

Prepara el cemento de cola

Ahora sí que nos vamos a poner manos a la obra, y el primer paso será preparar el cemento de cola.

Simplemente mezcla el cemento con agua siguiendo las indicaciones que indica el fabricante, hasta conseguir que el cemento obtenga la consistencia adecuada.

Dado que estás colocando los azulejos que irán en el baño, asegúrate de que el cemento de cola tenga un buen grado de resistencia a la humedad.

Pega los azulejos

Es el momento de la verdad; poner los azulejos. Para ello, aplica el cemento sobre la pared con ayuda de una espátula y una llana dentada (mejor si es de goma), de abajo hacia arriba y de izquierda a derecha.

Antes de colocar el azulejo, asegúrate de que has puesto un poco del pegamento, bien extendido, en la parte posterior. Presiona para pegar bien el azulejo a la pared, y posteriormente golpea la superficie con la maza de goma. Con un nivel de burbuja puedes comprobar que la fila esté bien nivelada.

Sigue este paso con todos los azulejos, hasta cubrir la pared.

Corta los azulejos

Ahora viene la parte “un poco complicada”. Quedarán rincones y bordes de la pared sin cubrir, porque son espacios pequeños y es necesario cubrirlas.

Por lo que tendrás que cortar los azulejos. Para ello, te aconsejamos una ingletadora, pues puedes colocar la sierra en el ángulo que desees para hacer el corte. Marca con lápiz la línea a seguir, y en unos segundos los tendrás cortados.

Para colocar estas piezas, sigue los pasos anteriormente mencionados; un poco de cola en la pared, otro en la parte posterior y a pegar.

Coloca las crucetas

La función de las crucetas es la de mantener los azulejos rectos, ayudando a la colocación sea perfecta.

Por ello, coloca unas crucetas en las separaciones entre ellos, lo que permitirá que el tamaño de la junta de dilatación sea siempre el mismo.

Remata con la pasta de rejuntado

Tras esperar el tiempo de secado marcado el fabricante, que suele ser de unos 20 minutos, retira las crucetas y prepara las pastas de rejuntado (siguiendo las instrucciones).

Usando una llana alisadora, aplica la pasta, repartiendo bien el material, realizando movimientos amplios hasta rellenar todas las juntas. Usando otra llana limpia, retira el producto que sobra.

Limpia la superficie

Y llegamos al último paso; una vez que se ha secado la pasta de rejuntado, tendrás que limpiar la superficie con una esponja húmeda, hasta retirar todos los restos del producto.

Un consejo, mientras lo haces, asegúrate de presionar ligeramente las piezas, lo que ayudará a que se terminen de adherir. ¡Y ya tendrás tu baño listo!

Colocar los azulejos de la cocina, ¡en unos pocos pasos!

¿También vas a cambiar los azulejos de la cocina? ¡Muy bien! Comprobarás que los pasos a seguir son muy parecidos a los de poner azulejos en un baño, pero con algunas diferencia.

poner azulejos cocina

Deja la superficie preparada

Obviamente el primer paso es el de preparar la superficie, por lo que retira los azulejos viejos con un martillo y un cincel.

Tras haberlos quitado todos, asegúrate de alisar y dejar bien limpia la pared. Al mismo tiempo, comprueba que no haya ningún agujero ni quede restos de moho o de alguna humedad.

Con la pared ya despejada, procede a medir el espacio que van a ocupar los azulejos, pues es posible que optes por cubrir únicamente la zona de la encima. Si vas a hacerlo con toda la pared, sigue los mismos pasos que indicamos para el baño para determinar la cantidad de azulejos que vas a utilizar.

Un pequeño consejo, si solo vas a cubrir la parte de la encimera, te aconsejamos utilizar un metro para determinar la altura de esta. Dibuja una línea con un lápiz de carpintero, para marcar el punto desde el que debes comenzar a poner los azulejos.

Elige el método de colocación

Te habrás percatado que existen todo tipo de azulejos para la cocina. Hay diseños específicos para la zona de la encimera, que encajan como piezas de puzzle, y con las que no debes preocuparte por realizar un corte.

En cambio, si vas a instalar azulejos en toda la cocina, apuesta por la opción horizontal, ya que dará mayor sensación de amplitud.

Prepara el cemento de cola

Siguiendo las instrucciones del fabricante, mezcla el cemento con el agua hasta conseguir una pasta consistente y homogénea.

Dado que esta zona de la casa no es tan húmeda, la cola puede ser diferente a la del baño. Aunque, si resides en una zona con un alto porcentaje de humedad, te aconsejamos la misma cola que hayas usado en el baño.

Coloca los azulejos

Teniendo la pared lista, humedece un poco la pared con una esponja húmeda y procede a aplicar el cemento, utilizando una espátula y llana dentada de goma.

Pon un poco de pegamento en la parte posterior del azulejo y pégalo a la pared, presionando suavemente con los dedos. Posteriormente, golpea la superficie con una maza de goma. Sigue el mismo procedimiento hasta cubrir toda la superficie posible de la pared.

Para el resto de espacios que restan, tendrás que cortar algunos azulejos para obtener piezas más pequeñas. Recuerda que te recomendamos que utilices una ingletadora, pues con ayuda del láser podrás hacer cortes más precisos.

Con las piezas ya cortadas, cubre la zona con un poco de cola, usa una espátula para esparcirlo, ponle un poco en la parte posterior y pégalo.

Pon las crucetas

Cuando ya tengas instalados los azulejos, asegúrate de colocar las crucetas, para asegurarte que la instalación se hace correctamente.

Ten en cuenta que cuánto más grande sea la cruceta, mayor será la separación. Por lo que cómpralas del tamaño adecuado.

Remata el trabajo

Y llega el momento de rematar el trabajo. Tras esperar a que seque el pegamento, lo que serán unos 20 minutos, tendrás que poner la pasta de rejuntado. Así que cuando queden 5 minutos asegúrate de prepararla.

Usando una llana alisadora, aplica la pasta, repartiéndola bien por toda la superficie de los azulejos, con movimientos amplios. Una vez terminado, utiliza una llana limpia para retirar los restos.

Cuando haya pasado el tiempo especificado por el fabricante para que la pasta se seque, utiliza una esponja húmeda para retirar cualquier resto que pueda quedar.

¿Se pueden poner un azulejo ENCIMA DE OTRO azulejo?

Quitar los azulejos, recoger los restos, llenar la bolsa y tirarlos al contenedor o trasladarlos hasta el punto limpio…. Parece que no, pero es un trabajo que te puede llevar varias horas.

¿Te gustaría ahorrártelo? Pues te vamos a dar una alegría… ¡puedes hacerlo! Lo único que debes hacer es colocar el adhesivo sobre los azulejos viejos y pegar los otros encima.

poner azulejo sobre azulejo

Eso sí, antes que nada, debes asegurarte que hayas limpiado bien los viejos azulejos, retirando cualquier resto de suciedad o de grasa, sino el adhesivo no funcionará. Además, comprueba que no haya ningún azulejo roto o suelto, porque con el paso del tiempo eso provocará que el nuevo azulejo se suelte también.

Si la sujeción de uno de los viejos azulejos es débil, lo que te aconsejamos es retirar esa pieza, rellenar el hueco con cemento para taparlo. Recuerda que, a la hora de instalar los azulejos, ya sea en la cocina o en el baño, es importante que no haya ningún hueco.

¿Puedo poner azulejos en una pared pintada?

Aunque es cierto que el uso de azulejos muchas veces queda limitado a la cocina y el baño, cada vez son más aquellos que optan por cubrir las paredes de su salón, el comedor o el dormitorio con azulejos.

A fin de cuentas, es un acabado más llamativo, bonito y que aporta mucho carácter a la estancia. Pero, ¿cómo se hace?

poner azulejos en una pared pintada

Escoge el adhesivo adecuado

Lo primero de todo será elegir el adhesivo adecuado. Algunos recomiendan utilizar la pintura a base de agua, ya que esta contiene aditivos de látex y tiene una escasa resistencia a la falta de aire.

Aunque, si quieres nuestro consejo, la mejor opción es utilizar un buen adhesivo para azulejos, como los que se usan para el baño y la cocina. Esto garantiza la adherencia a la pared. Eso sí, el tipo de cola usada dependerá del grado de humedad de la pintura que utilizaste en su día.

Limpiar la pared de pintura

Antes de hacer nada, tienes que limpiar la pared de pintura utilizando una espátula. Eso sí, ten mucho cuidado de no dañar la superficie de la pared que hay debajo de la pintura. Si hay alguna zona que se te resiste, utiliza papel de lija.

Elimina cualquier irregularidad y las áreas adyacentes de pintura. Una vez terminado, limpia la superficie de polvo y de cualquier resto.

Coloca los azulejos

Habiendo eliminado cualquier resto de pintura, ya puedes pegar los azulejos. Ya conoces el procedimiento:

Aplica una capa de adhesivo con una llana dentada, pon un poco de pegamento detrás del azulejo y repite el proceso hasta cubrir el proceso. Recubre los huecos cortando las piezas necesarias de los azulejos.

¿Podría pegar directamente el azulejo en la pared pintada?

Se puede hacer, por supuesto. Pero recuerda, necesitas un adhesivo que no acumule humedad y que la pintura esté bien limpia. Además, la pintura no debe tener un grado alto de agua. Sino, al poco de colocar el pegamento, este se humedecerá y los azulejos se caerán.

Poner azulejos en una terraza o balcón, ¿qué debes tener en cuenta?

¿Quieres cambiar los azulejos de tu terraza? ¿Los del jardín? Tranquilo, que los pasos a seguir son muy sencillos.

Lo primero de todo es conseguir la cola. Teniendo en cuenta las condiciones climáticas de dónde vives, escoge el que más se adapte. En otras palabras, si vives en una zona con mucha humedad, elige un adhesivo que no la acumule. Si, por el contrario, vives en una zona muy seca, escoge un adhesivo más húmedo para que no se reseque.

El alicatado se realiza exactamente igual que en un baño o cocina:

  • Retira los azulejos viejos
  • Limpia la superficie con la que vayas a trabajar
  • Aplica el pegamento con una llana de goma
  • Aplica un poco en la parte posterior del azulejo y pégalo
  • Cubre toda la zona y pon las crucetas
  • Corta las piezas que necesites para cubrir los espacios restantes
  • Cubre con la pasta para el rejuntado
  • Espera a que se seque la pasta y limpia la superficie con una esponja húmeda

Y listo, ya tienes terminado el alicatado de tu balcón o terraza.

Consejos extra para colocar los azulejos sin problemas

¿A qué no es tan difícil cómo parece? Es una tarea que puedes hacer en un fin de semana tranquilamente. Para que te resulte aún más sencillo, te daremos algunos consejos extra.

poner azulejos sin obra

Cuenta con la ayuda de otra persona

¿Puede ocuparse una persona sola de toda esta tarea? Por supuesto que sí, pero si eres principiante, lo mejor será contar con la ayuda de otra persona.

Por ejemplo, mientras uno prepara la pasta para pegar los azulejos, el otro puede ir limpiando la pared, uno coloca el azulejo y otro esparce el pegamento… Así el trabajo será menos pesado.

Asegúrate de contar con herramientas de calidad

Dado que vas a hacer tú el trabajo, tendrás que asegurarte que vas a disponer de herramientas de buena calidad para poder realizarlo.

Algunas seguramente las puedas alquilar, como por ejemplo la ingletadora. Pero el resto será mejor que acudas a un establecimiento especializado.

Espera siempre un poco más del tiempo marcado por el fabricante

Al preparar el pegamento o la pasta para juntas, verás que el fabricante te específica el tiempo que tardará en secarse.

Sin embargo, espera un poco más para asegurarte que se seca bien antes de pasar la esponja húmeda.

Si no sabes el nivel de agua de la pintura, quítala

¿Recuerdas que antes te hemos dicho que podías poner azulejos sobre una pared pintada? Para ello, necesitas saber cuál es el nivel de agua de esta, y así elegir el adhesivo adecuado.

Ahora bien, sino lo sabes, lo mejor que puedes hacer es retirarla. No querrás hacer todo el trabajo y que luego no sirva para nada, ¿verdad?

Compra algunos azulejos de más

No lo olvides; siempre es mejor tener azulejos de sobra que quedarse corto. Compra por lo menos un par de cajas de más de azulejos, para tener de repuesto por si se rompe alguno. ¿Y lo que sobre? Guárdalo, porque nunca se sabe si algún día tendrás que cambiar alguno.

Si te quedas corto al comprar azulejos, es posible que en la segunda compra, la partida sea diferente y notes que el tono ha cambiado, es por este motivo por lo que comprar todos los azulejos de una sola vez, te ahorarrá cambios de tonalidades o posibles diferencias en tu reforma.

Y si necesitas comprar ahora mismo los azulejos… ¡los encontrarás en nuestra tienda online!

COMPRAR AZULEJOS

Valora el post! post

POST RELACIONADOS

MAS ENTRADAS