TRUCOS Y AHORRO PARA CASA

Todo lo que hay que saber para consumir huevos mejor y con más seguridad

Tabla de contenidos

“El huevo es el alimento más nutritivo que existe después de la leche materna: es rico en proteínas, contiene vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales, además proporciona antioxidantes y ácidos grasos que benefician la salud, entre ellos la cardiovascular”.

Así definen los huevos desde la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, un superalimento muy habitual pero del que, sin embargo, en muchas ocasiones se nos plantean algunas dudas relacionadas con su consumo y seguridad alimentaria.

Todo lo que hay que saber sobre los huevos

Por ello, desde Pazo de Vilane, empresa decana en la producción de huevo campero, han querido recopilar y responder las dudas más frecuentes que suelen presentarse, para ayudar a consumirlos mejor:

Lavar los huevos antes de guardarlos en el frigorífico. No. Nunca hay que lavarlos antes de guardarlos en el frigorífico, pero sí podemos hacerlo justo antes de cocinarlos. Si se lavan y después se guardan, al tener una superficie porosa, la contaminación externa podría estropear el interior del huevo.

El código que aparece marcado en el huevo. Es el sistema de trazabilidad del producto hacia la tienda, una serie de dígitos que explican la forma de cría de la gallina. El primer dígito va del 0 al 3. Si el primer dígito que sale es un 3, el huevo procede de una granja en la que las gallinas están enjauladas. Si es un 2, las gallinas viven en el suelo, pero en un recinto cerrado. El 1 significa que son gallinas criadas al aire libre, de dónde viene el huevo campero. Si es un 0, las gallinas están al aire libre y también cuentan con una alimentación ecológica.

Consumir huevos en verano. En la UE y por tanto, en España el huevo está sometido a estrictos controles sanitarios, tanto en las gallinas como en el propio huevo. En el caso de España están implantados desde hace años los Programas Nacionales de Control (PNC), que se actualizan anualmente por parte del Ministerio y que incluyen protocolos y controles obligatorios, lo que explica que en nuestro país los brotes de salmonella son muy raros y, cuando se producen, se aíslan y neutralizan muy rápidamente.

Cascar el huevo en la misma sartén en la que se va a cocinar. Es una práctica habitual pero, sin embargo, lo recomendable es hacerlo en un recipiente diferente al del cocinado para evitar que caigan trocitos de la cáscara dentro del recipiente que pueden contaminar el interior del huevo.

Cuánto tiempo se conserva en óptimas condiciones un huevo cocido. Puede conservarse en el frigorífico durante una semana siempre que se mantenga con la cáscara. De hacerlo sin cáscara, lo recomendable es comerlo en el mismo día y mantenerlo refrigerado hasta su consumo. También por seguridad alimentaria, no hay que esperar más de dos horas para guardar el huevo cocido en el frigorífico una vez cocinado.

Saber si está fresco cuando no se lee bien la fecha de caducidad. Se puede comprobar si un huevo está fresco a través de una sencilla prueba: la de flotación: llenamos un vaso de agua y depositamos dentro el huevo, con cuidado. Si cae al fondo, se puede comer el huevo con total tranquilidad, pues está fresco. Si se queda en medio, está perdiendo frescura, y si flota, no es un huevo fresco. El motivo de que flote es que a medida que envejece va introduciéndose aire en su interior, porque su cáscara se deteriora y sus membranas se despegan, aumentando la cámara de aire.

¿Se debe desechar el huevo si al romperlo tiene un cordón gelatinoso blanquecino pegado a la yema? No. Ese cordón es la chalaza y la prueba inequívoca de que el huevo está muy fresco y su función es mantener la yema en el centro del huevo. Si está, se distinguirá bien porque destaca frente al amarillo intenso de la yema y la gelatina transparente de la clara.

Cómo elegir los huevos más frescos en el súper. Buscando la caja de huevos con fecha de puesta más reciente, de este modo dispondremos de más días para consumirlos bien frescos.

Huevo y colesterol. El huevo contiene colesterol, pero éste no se asimila por el cuerpo y es eliminado en su mayor parte. Además, contiene fosfolípidos, unos nutrientes que impiden que esa mínima absorción llegue a darse. Es decir, consumir huevos no eleva el colesterol.

¿Cuántos huevos pueden comerse al día? La comunidad científica coincide en afirmar desde hace años que una persona adulta y sana puede consumir sin miedo hasta 6-7 huevos, es decir, uno diario. De este modo la salud no sólo no se resentirá, sino que mejorará. El huevo tiene una gran capacidad saciante, pocas calorías y muchas proteínas, por tanto es muy probable que, siempre que elijamos bien los alimentos con los que acompañarlo, su consumo ayude con el sobrepeso, entre otras patologías. De hecho, varios estudios aseguran que comer un huevo al día no implica mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, pues no eleva los lípidos en la sangre.

Qué hacer con los huevos que tenemos en la nevera cuando nos vamos un par de días de viaje. Una buena solución es cocerlos, así puede conservarse en el frigorífico durante una semana siempre que se mantenga con la cáscara y se respete la cadena de frío.

Huevos blancos o morenos. Los expertos no aprecian grandes diferencias nutricionales entre los huevos blancos y los morenos. El huevo de gallina, sea cual sea su color, es un verdadero súper alimento por su valor nutricional. Como nota curiosa, los huevos blancos proceden de razas de gallinas con plumaje blanco y los morenos de razas pardas o de plumaje más oscuro.

Diferencia entre un huevo campero y el resto. Un huevo campero se diferencia de los llamados libres de jaula en que las gallinas que los producen pueden salir al exterior. O sea, los huevos camperos son de gallinas que pastorean en el campo y pueden incorporar nutrientes extras en sus paseos (además de su alimentación habitual), como vitaminas o minerales procedentes de diferentes hierbas, florecillas, piedrecitas o insectos.

¿Por qué si en el supermercado los huevos no están refrigerados al llegar a casa hay que meterlos en la nevera? La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición advierte que es importante que los huevos no sufran cambios bruscos de temperatura. Por eso en los comercios los huevos no están en la zona de refrigerados, ya que el contraste térmico al salir al exterior podría perjudicarles en mayor medida que el posible beneficio de guardarlos en frío en las tiendas. Eso sí, al llegar a casa deben guardarse en la nevera y no los sacarlos más que para cocinarlos y comerlos. Además, no es aconsejable almacenarlos en la puerta de la nevera, ya que allí sufrirán más los cambios de temperatura, lo ideal es colocarlos en uno de los estantes interiores.

Valora el post! post

POST RELACIONADOS

MAS ENTRADAS