TRUCOS Y AHORRO PARA CASA

Tarta de queso sin lactosa

Tabla de contenidos

Las tartas de queso son todo un clásico en el mundo de la repostería, y esto lo pueden confirmar los más golosos. Sin embargo, también puede darse la circunstancia de ser un gran amante de dulce y ser intolerante a lactosa. Pues bien, si éste es tu caso, hoy te daremos una buena noticia: disfrutar de pastel de queso sin lactosa es posible y te lo demostraremos desvelándote la receta. ¿Estás listo para apuntarla?

Tarta de queso sin lactosa

Tiempo de preparación40 min

Tiempo total40 min

Platón: postre

Cocina: mediterránea

Raciones: 4 personas

Calorías: 335kcal

Por el relleno del pastel

  • Empieza la base de la tarta triturando las galletas hasta convertirlas en polvo. Después, derrite la mantequilla durante unos 20 segundos en el microondas e incorpora las galletas molidas. Ahora, mézclalo todo hasta convertirlo en una masa homogénea.

  • Cuando lo tengas, vuelque la mezcla en un molde y apriételo con una espátula para compactarla bien. También puedes hacerlo con el culo de un vaso. Una vez dado este paso, mete el molde en la nevera y déjalo enfriar.

  • Y mientras está en la nevera, ahora prepara el relleno de la tarta.

  • Para ello, pone a cocer en un cazo la nata y el azúcar y calienta a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva completamente.

  • Después, añade el queso crema y sigue removiendo hasta fundirlo completamente. Si quieres, en este paso también puedes añadir un poco de ralladura de limón y una cucharadita de esencia de vainilla para darle un toque más dulce a la tarta. Y sigue
    mezclando.

  • Por otro lado, pone a hidratar la gelatina durante 4 horas en agua muy fría. Cuando estén blandas, añade a la crema de queso. Y es en ese momento en el que debes retirar el preparado del fuego y mezclarlo muy bien para fundirlas con el calor residual. Y déjalo enfriar unos 20 minutos aproximadamente.

  • Cuando la mezcla esté tibia, añádela con mucho cuidado al molde con la galleta. Por eso, verterla con mucho cuidado vertiendola sobre una cuchara para que no se caiga directamente sobre la galleta y pueda romperse.

  • Ahora, para que el pastel de queso sin lactosa tome su aspecto característico, mete la
    pastel en la nevera durante dos horas para que cuaje.

  • Transcurrido ese tiempo, ha llegado el momento de decorarla.
    Y para ello tienes muchas opciones. Puedes cubrirla con una capa generosa de mermelada o jarabe de fresa, mora o arándanos, por ejemplo. O bien, puedes darle un toque mucho más vistoso si añades, además, unos frutos rojos variados.

Sea como fuere, tu pastel de queso sin lactosa estará realmente deliciosa. Además, en la sección, sin lactosa de DIA puedes encontrar postres y mucho más productos afines a este tipo de intolerancia.

Pero la tarta de queso sin lactosa no es la única alternativa de postre sin lactosa. Por ejemplo, toma nota de la receta de arroz siguiente con leche sin lactosa y prepárate para disfrutar.

Valora el post! post

POST RELACIONADOS

MAS ENTRADAS