Polos de sandía, deliciosos y fáciles hechos con fruta fresca

[

]

Llega el verano y con él, los polos. Hoy proponemos unos polos de sandía, perfectos para que los peques y no tan peques disfruten de un postre casero, refrescante y delicioso.

Los polos de sandía son facilísimos de hacer y son tan bonitos y ricos que no quedará ni el primero. El contraste de colores y sabores tan peculiar lo conseguiremos usando sandía, pepitas de chocolate, kiwi y yogur. Un proceso sencillo y con ingredientes naturales.

Para esta receta hemos utilizado unos moldes básicos para polos y otros moldes con forma de corte de sandía para unos helados muy originales, aunque podríamos utilizar como molde un simple vaso. No necesitamos ningún utensilio específico para hacer estos polos de sandía, tan solo una batidora.

Toma nota y ponte con ellos, pues será la manera perfecta para disfrutar de un refrescante helado sin remordimientos.

@pandebroa.by.monikaprego

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo total: 15 minutos (más unas 5 horas de congelación)
  • Raciones: 6 polos (el número puede variar según el tamaño de los moldes)
  • Categoría: postre
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías por ración (kcal): 158

Ingredientes de los polos de sandía para 6 personas

Para la capa roja de sandía:

  • 400 g sandía fresca
  • 50 ml de zumo de limón
  • 50 g azúcar
  • 25 pepitas de chocolate

Para la capa amarilla de limón:

  • 50 ml de zumo de limón
  • 60 g de leche condensada
  • 1 cucharada de yogur griego

Para la capa verde de kiwi:

  • 30 ml zumo de limón
  • 40 g de leche condensada
  • 1 kiwi verde

Ingredientes para hacer polos de sandía@pandebroa.by.monikaprego

Cómo hacer polos de sandía

Pesamos y medimos los ingredientes, y comenzamos haciendo la capa roja de sandía. En primer lugar, cortamos los 400 g de sandía en trozos.

Preparando los ingredientes para hacer polos de sandía@pandebroa.by.monikaprego

En un procesador o en el baso de una batidora, ponemos los trozos de sandía con 50 g de azúcar y 50 g de zumo de limón. Trituramos todo junto hasta tener un puré. Lo reservamos en la nevera mientras preparamos las otras dos capas.

Preparamos el puré de sandía con azúcar y limón@pandebroa.by.monikaprego

A continuación preparamos la capa amarilla de limón. Para ello, mezclamos 50 ml de zumo de limón con 60 g de leche condensada y 1 cucharada de yogur griego. Trituramos todo y lo reservamos

Preparando la capa de limón para hacer los polos de sandía@pandebroa.by.monikaprego

Finalmente, preparamos la última capa verde de kiwi. Mezclamos 30 ml de zumo de limón, 40 g de leche condensada y 1 kiwi verde troceado y trituramos hasta conseguir un puré. Cuando tengamos la crema de kiwi lista, la reservamos en la nevera hasta el momento de usarla

Preparando la capa de kiwi@pandebroa.by.monikaprego

Cómo montar los polos de sandía

El montaje de los polos de sandía dependerá un poco de cada molde según sean verticales, horizontales o con forma de sandía. Con los moldes típicos de polos, tendremos que ir montando capa por capa y congelarlos tras añadir cada capa para que no se mezclen. Así que, en primer lugar, echamos la mezcla de sandía hasta alcanzar aproximadamente los 2/3 de cada molde, y los guardamos en el congelador durante 1 hora para que se congelen y endurezca un poco.

Añadiendo el puré de sandía a los moldes de los polos@pandebroa.by.monikaprego

Pasada 1 hora, retiramos los polos del congelador y colocamos las pepitas de chocolate en la capa roja con ayuda de unas pinzas. Volvemos a congelar los moldes durante una media hora más para que se endurezca un poco esta capa y no se mezcle con la siguiente.

Colocando las pepitas de chocolate en los polos de sandía@pandebroa.by.monikaprego

A continuación, hacemos la capa de limón echando un poco de la mezcla correspondiente a este capa, en cada molde. Guardamos los moldes en el congelador durante 1 hora más.

Añadiendo la capa de limón a los moldes del polo de sandía@pandebroa.by.monikaprego

Finalmente, nos queda hacer la capa verde que simula la piel de la sandía. Para ello, echamos una pequeña cantidad de la mezcla correspondiente a esta capa en cada molde. En este momento, insertamos los palos de los helados y los guardamos en el congelador durante 3 horas más para que los polos terminen de congelarse.

Colocando los palitos para los polos de sandía@pandebroa.by.monikaprego

Si utilizamos moldes horizontales con la forma de sandía, en primer lugar ponemos los trozos de chocolate en los huecos para ello y, a continuación, una capa de kiwi en los bordes, que ya tienen el surco reservado para ello. Guardamos los polos en el congelador durante 1 hora. En este caso, a continuación, añadimos el puré de sandía hasta rellenar el molde, colocamos los palos, tapamos y congelamos durante 3 horas. Con estos moldes, tenemos que omitir la capa blanca, pues no tenemos manera de añadírsela sin que se mezcle con la capa de sandía.

Polos de sandía en los moldes con forma de sandía@pandebroa.by.monikaprego

Cuando los polos ya estén congelados y antes de consumir, los retiramos de los moldes. Para poder desmoldarlos fácilmente, les damos poco de calor con las manos y listos para degustar.

Retirando el polo de sandía de los moldes@pandebroa.by.monikaprego

Los moldes que tienen forma de sandía se desmoldan retirándoles la tapa y luego con cuidado sacándolos de la cavidad del molde.

Polos de sandía desmoldados@pandebroa.by.monikaprego

Sean cuales sean nuestros moldes, en este momento ya tenemos listos nuestros deliciosos polos de sandía frescos y vistosos, listos para disfrutar ¿Cuáles te gustan más?

Polos de sandía con diferentes formas@pandebroa.by.monikaprego

Resumen fácil de preparación

  1. Para hacer la capa de sandía, cortamos la sandía en trozos
  2. Trituramos la sandía con el azúcar y el zumo de limón, y reservamos
  3. Para hacer la capa amarilla de limón, trituramos el zumo de limón con la leche condensada y el yogur, y reservamos
  4. Para hacer la capa verde de kiwi, mezclamos el zumo de limón, la leche condensada y el kiwi troceado, y reservamos
  5. Montamos los polos básicos añadiendo la mezcla de sandía hasta los 2/3 del molde y los congelamos 1 hora
  6. Colocamos las pepitas de chocolate y los volvemos a congelar
  7. Añadimos la capa de limón y congelamos de nuevo 1 hora
  8. Finalmente añadimos la capa de kiwi, le colocamos los palitos y dejamos que los polos terminen de congelarse
  9. Para los moldes horizontales, añadimos el chocolate y la capa verde, y congelamos. Finalmente, los rellenamos con el puré de sandía, colocamos el palo, tapamos los moldes y los congelamos
  10. Cuando los polos básicos estén congelados, los frotamos un poco con las manos para aportar calor y los retiramos del molde
  11. Para desmoldar los moldes horizontales, los desmoldamos y retiramos cada polo de la cavidad del molde con cuidado
  12. Ya tenemos nuestros polos de sandía listos para disfrutar

[

]

Deja un comentario