TRUCOS Y AHORRO PARA CASA

Croquetas de coliflor y queso

Tabla de contenidos

Es croquetas de coliflor y queso son sorprendentes… ¡y deliciosas! Además, son una formidable forma de que los niños coman una verdura que muchas veces rechazan. Pruébalas y verás que ricas.

Paso 1:

Para hacer estas croquetas de coliflor y queso, prepararemos en primer lugar la coliflor. Saca los ramilletes de la coliflor y ponlos sobre una fuente. Salpimentar y regar con un poco de aceite de oliva. Hornea durante 40 minutos a 180 °C.

La coliflor asada tendrá un sabor especial y dará un toque riquísimo a tus croquetas. Sin embargo, si no quieres utilizar el horno para el gasto que supone, también puedes cocer la coliflor normalmente, dejándola un poco al dente y terminar su cocción saltándola con un poco de mantequilla en la sartén.

Paso 2:

Cuando esté la coliflor lista, quítala del horno y añade por encima el queso picado o rallado para que se ablande y derrita un poco. Deja templar.

Paso 3:

Ahora prepararemos la bechamel para estas croquetas de coliflor y queso. Por eso pela la cebolla y pícala en una brunoise fina, es decir, en taquitos tan finitos como puedas.

Paso 4:

Acerque una sartén al fuego con la mitad de la mantequilla y un poco de aceite de oliva. El aceite de oliva impedirá que se queme la mantequilla, lo que aportaría mal sabor. Cuando esté caliente, añade la cebolla picada y saltea a fuego suave hasta que esté muy bien poquita.

Paso 5:

Añade ahora el resto de la mantequilla y deja fundir. Incorpora la harina y forma un roux rubio, es decir, deja que se tueste un poco y que pierda así el sabor de harina cruda.

Empieza a añadir leche caliente batiendo sin cesar con unas varillas. Sazona con sal, pimienta negra recién molida y nuez moscada también recién rallada.

Cuando empiece a espesar añade el relleno, es decir, la coliflor con el queso y sigue removiendo con las varillas. Que no te importe que la coliflor se aplaste un poco… ese es el objetivo. Aparta del fuego cuando ya esté bien espesa y pasa la bechamel por los tuyos croquetas de coliflor y queso en un plato o molde. Deja enfriar en el frigorífico y que repose durante al menos 4 horas, aunque lo ideal es que pase la noche.

Paso 6:

Dales forma a las croquetas. Pásalas por harina, huevo batido y pan rallado y fríelas en abundante aceite bien caliente, aunque también puedes hacer croquetas en el horno. A medida que vayan estando, ve quitándolas a un papel absorbente.

presentación

Sirve los tuyos croquetas de coliflor y queso recién hechas. Puedes acompañar unas patatas fritas o una ensalada de tomate.

Truco

Si no te gusta encontrarte con trocitos dentro de las croquetas, pasa por la batidora la bechamel una vez esté hecha. Sea como fuere, apuesta por la harina y la mantequilla marca DIA para hacer estas croquetas de coliflor y queso. ¡Darán un resultado extraordinario!

Valora el post! post

POST RELACIONADOS

MAS ENTRADAS