Churros caseros, cómo hacerlos fácilmente y paso a paso en casa

[

]

Es realmente fascinante como con tan solo 3 ingredientes tan básicos como agua, harina y sal, podemos conseguir unos deliciosos churros caseros. Este dulce de sartén con forma alargada o con forma de lazo es consumido principalmente durante el desayuno o la merienda junto con una taza de chocolate caliente, café con leche o simplemente solos.

Los churros están tan integrados en nuestra gastronomía, que podemos pensar que se trata de un producto típico español, aunque la realidad es que los churros son también muy consumidos en América Latina, Portugal, Francia, Filipinas, Bélgica y en algunas zonas de Estados Unidos.

La elaboración de los churros es muy sencilla pero hay que tener en cuenta varios factores para lograr conseguir unos churros perfectos. Respecto a la harina, mejor que sea harina de fuerza pues esta contiene un porcentaje mayor de gluten que hace que absorba más cantidad de agua y la masa se aglutine mejor consiguiendo una mejor textura. El mejor utensilio para hacer churros es la churrera, también es el más seguro ya que, por su forma cilíndrica y su método de extrusión mediante un pistón con una boquilla estriada al final por donde sale la masa, conseguimos que el churro no contenga aire que podría explotar durante la fritura. Además, con la churrera conseguimos que los churros salgan con una estría más profunda que hace que se cocinen mejor durante la fritura, evitando que queden crudos por dentro, y más crujientes por fuera.

Estos consejos y muchos más te esperan en el paso a paso que te detallo a continuación para que logres hacer los mejores churros caseros que hayas hecho hasta ahora.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 20 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos
  • Raciones: 4, 12 churros
  • Categoría: postre
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías por ración (kcal): 375

Ingredientes de los churros caseros para 4 personas

  • 350 ml de agua
  • 4 g de sal
  • 250 g de harina de fuerza
  • Abundante aceite de oliva para freír
  • Azúcar blanquilla para espolvorear

@Latoneira

Utensilios necesarios:

Cómo hacer churros caseros

Lo primero que tenemos que hacer es llevar a ebullición 350 ml de agua con 4 g de sal. En el momento que el agua rompa a hervir, añadiremos de golpe 250 g de harina de fuerza tamizada.

Cazo con agua hirviendo y harina escaldada@Latoneira

Inmediatamente y con la ayuda de una cuchara de madera, comenzamos a integrar la harina con el agua de forma enérgica.

Proceso de mezclado del agua con la harina@Latoneira

Continuamos hasta obtener una masa homogénea, sin grumos, de textura bastante densa y nada pegajosa.

Aspecto de la masa de los churros@Latoneira

Una vez tengamos preparada la masa, llenamos la churrera con esta. Es importante usar este tipo de artilugios específicos y evitar el uso de mangas pasteleras con boquillas rizadas ya que, en ese caso, corremos el riesgo de que los churros salgan con bolsas de aire que podrían explotar durante la fritura.

Churrera cargada con la masa de los churros@Latoneira

Ponemos a calentar abundante aceite de oliva en una cacerola. Mientras tanto, vamos formando los churros para tenerlos listos cuando el aceite alcance los 190 ℃. Yo me guío por un termómetro de cocina para una mayor precisión pero también podemos comprobar la temperatura del aceite echando un pequeño trozo de masa y si flota será que está a la temperatura adecuada.

Formación de los churros con churrera@Latoneira

Una vez el aceite esté bien caliente, vamos añadiendo los churros en tandas de 4 para que la temperatura del aceite no baje demasiado. Los dejamos cocinar durante un par de minutos, los suficientes para que adquieran ese color dorado tan apetecible.

Proceso de fritura de los churros caseros@Latoneira

Una vez hechos los churros, los sacamos del aceite y los ponemos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Churros caseros sobre papel absorbente@Latoneira

Con los churros todavía calientes, los espolvoreamos al gusto con azúcar blanquilla y los disfrutamos como más nos gusten: con un café con leche, un chocolate caliente o simplemente solos. ¡Están deliciosos!

Presentación final de los churros caseros@Latoneira

Resumen fácil de preparación

  1. Calienta el agua con la sal y en el momento de su ebullición echa toda la harina tamizada de golpe
  2. Integra con una cuchara de madera
  3. Continúa hasta obtener una masa homogénea
  4. Carga la churrera con la masa
  5. Pon a calentar abundante aceite de oliva y forma los churros
  6. Fríe los churros en tandas de cuatro
  7. Retira los churros cuando adquieran un color dorado y ponlos sobre papel absorbente
  8. Espolvorea los churros con azúcar y sírvelos inmediatamente

[

]

Deja un comentario