brocheta japonesa de queso frito

[

]

El kushiage o kushikatsu es un entrante informal propio de la cocina japonesa, que se puede elaborar con diversos ingredientes: carnes, pescados, vegetales, tofu, queso… Es una receta muy original y se puede acompañar de diferentes salsas. En este caso, prepararemos el kushiage con queso frito.

El queso que utilizaremos para hacer los kushiages debe ser elástico cuando se calienta pero no fundente ya que, en ese caso, al freírlo reventaría y eso no nos interesa. Por eso, debemos elegir preferentemente queso manchego u otros quesos de comportamiento similar como el gouda o el emmental.

El secreto para hacer un kushiage perfecto es pasar los ingredientes primero por harina, después por huevo y terminar pasándolos por pan rallado o panko (un tipo de pan rallado japonés). El panko lo podemos conseguir en muchas grandes superficies o en tiendas especializadas en cocina oriental, aunque también podemos utilizar pan rallado común ya que el resultado es prácticamente el mismo.

Para este tipo de frituras es mejor utilizar aceite de girasol porque no le aporta sabor a la brocheta. La temperatura ideal para freír las brochetas es alrededor de los 170 ºC y hasta 180 ºC. Es importante controlar la temperatura del aceite para que nuestras brochetas no se doren en exceso ya que eso aportaría un sabor amargo un poco desagradable.

Teniendo en cuenta estos pequeños trucos, podemos empezar a preparar nuestros kushiages de queso. Seguro que os los quitan de las manos. Podemos servirlos con diferentes salsas. Este tipo de brochetas con queso son ideales para combinar tanto con dulce como con salado.

@conkdekilo

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 15 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos
  • Raciones: 4, 8 unidades
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: japonesa
  • Calorías por ración (kcal): 375

Ingredientes del kushiage de queso para 4 personas

  • 300 g de queso manchego cortado en bastones
  • 100 g de harina
  • 1 huevo
  • 100 g de pan rallado o panko
  • 500 ml de aceite de girasol (para freír)
  • Salsas al gusto para acompañar
Ingredientes para hacer kushiage de queso@conkdekilo

Utensilios necesarios

  • 8 palitos de madera para brochetas

Cómo hacer kushiage de queso

Si no lo habíamos hecho antes, comenzamos cortando 300 g de queso manchego en bastones. Nos saldrán aproximadamente unos 8 bastones de queso. Ponemos en un plato 100 g de harina, en otro plato ponemos 1 huevo batido y en un tercer plato ponemos 100 g de pan rallado o panko. Primero pasamos los bastones de queso por la harina de forma que se impregnen bien, para que después se agarre el huevo.

Pasar el queso por harina para hacer kushiage de queso@conkdekilo

Después pasamos los bastones de queso rebozados en harina por huevo batido de forma que se empapen bien en el huevo.

Pasar el queso por huevo batido para hacer kushiage de queso@conkdekilo

El siguiente paso es pasar los bastones de queso por el pan rallado o panko. Tras esto, los dejaremos en un plato reposar un poco para que el empanado quede bien fijo. Para freír el queso rebozado, ponemos 500 ml de aceite de girasol en un cazo o sartén profunda y lo calentamos a fuego medio-alto hasta que llegue a una temperatura de unos 170 ºC-180 ºC. Freímos el queso rebozado hasta que el rebozado adquiera un tono dorado.

Pasar el queso por pan rallado y freír para hacer kushiage de queso@conkdekilo

Una vez fritos los kushiages de queso, los dejamos reposar sobre papel absorbente para retirar el aceite sobrante y les insertamos los palitos de madera para brochetas.

Secar el aceite sobrante de la fritura y ensartar el palo en el kushiage de queso@conkdekilo

Servimos el kushiage de queso recién preparado, acompañado con la salsa que más nos guste. En nuestro caso, hemos optado por una salsa barbacoa japonesa.

Kushiages de queso en fuente@conkdekilo

Resumen fácil de preparación

  1. Cortar el queso en bastones y pasar estos por harina
  2. Remojar los bastones de queso en huevo
  3. Pasar los bastones de queso por el pan rallado y freír en aceite abundante
  4. Secar el exceso de aceite de la fritura y colocar los palitos de brocheta
  5. Servir el kushiage de queso caliente recién hecho acompañado de alguna salsa

[

]

Deja un comentario