TRUCOS Y AHORRO PARA CASA

Almuerzos rápidos y sanos: 3 recetas imprescindibles

Tabla de contenidos

El exceso de trabajo hace que muchos días apenas tengamos tiempo de comer. Sin embargo, la dieta mediterránea es tan amplia y variada que nos permite idear comidas rápidas tanto para su elaboración como a la hora de degustarlos. A partir de ahora no tendrás excusa para no comer de forma saludable en tu día a día. Éstas son sólo algunas recetas:

Brocolio gratinado

No suele ser la verdura más popular, pero son tantos sus beneficios para el organismo que bien vale la pena hace el esfuerzo. Sin embargo, hay modos de cocinado que convierten el brécol en un plato para repetir. Como, por ejemplo, en el horno.

Ingredientes (4 personas):

Hierve el brécol durante unos 10 minutos en agua. Después, mételo en un cuenco con agua muy fría y déjalo reposar durante 5 minutos. Luego lo escurres y reservas.

A continuación, sofreír en un poco de aceite los ajos y el beicon, cortado todo en trocitos muy pequeños. Cuando la carne esté crujiente, añade el brécol y saltearlo todo junto.

Una vez cocinado, retíralo del fuego y añade la bechamel, que la puedes haber hecho tú o haberla comprado ya hecha. Espolvorea queso parmesano, orégano, pimienta y un poco de nuez moscada.

Ahora, introdúcelo en el horno, que previamente has calentado a 200º y déjalo hasta que veas que el queso y la bechamel se van gratinando.

¡Rápido y rico!

Cuscús con pollo y especias

Este plato marroquí destaca por su valor nutricional, gracias a la sémola de trigo y las verduras y por el sabor exótico. Sin embargo, es uno de los ejemplos más populares de la gastronomía marroquí y una alternativa diferente al mundo de las comidas rápidas.

Ingredientes (2 – 3 personas):

El primer paso es hacer el caldo de verdura, ya sea haciéndolo tú mismo, comprando un brik o hirviendo una pastilla de caldo concentrado. Cuando esté listo, echa el coso cose y cuece. Cuando veas que está hidratado, hazle un chorrito de aceite de oliva.

Mientras, cortar las verduras en forma de dado y sofreírlas durante 15 minutos y salpimentar al gusto. Cuando estén listas, añade el cus cus y el curry. Deja que ahogue durante cinco minutos más, lo necesario para que se mezclen los sabores y listo para servir!

Tortilla de queso, jamón y tomate

Pocos platos son más rápidos y sencillos que una tortilla francesa. Eso sí, dale un poco más de sabor añadiendo algunos coberturas saludables.

Ingrediente (1 persona):

-2 huevos frescos

-1 corte de jamón dulce

-1 corte de queso cheddar

-1 tomate

perejil

Aceite de oliva virgen

Batir los huevos en un cuenco y añadir la sal al gusto. A continuación, incorpora el resto de los ingredientes previamente picados en trozos muy pequeños. Mezclar ya la sartén hasta que la tortilla esté bien cuajada por dentro.

Y ahora que ya tienes ideas para algunas comidas, ¿qué pasa con la última comida del día? Toma nota de las siguientes cenas rápidas, fáciles, saludables y ricas.

Valora el post! post

POST RELACIONADOS

MAS ENTRADAS